Alza en comercio minorista confirmó una desaceleración en el sector

creditos_consumoEn el desarrollo y estancamiento de la economía siempre son múltiples los factores influyentes. De acuerdo a una noticia publicada por Diario Financiero, un informe presentado por el Instituto Nacional de Estadísticas -INE- reveló que las ventas del comercio minorista vivieron un alza de 4,9 por ciento en el mes de mayo, cifra inferior a la esperada.

Desde que se inició la medición del Índice de Ventas del Comercio al por Menor (IVCM), en el año 2009, el alza de 4,9 por ciento es la segunda de menor alza interanual.

En el informe del organismo se señaló que si bien esta cifra de crecimiento es superior a la observada en el mes anterior, sigue dando luces de una desaceleración si se compara con las observadas en el primer trimestre de 2013.

Causas de esta desaceleración

Los factores que pueden estar causando este leve crecimiento se relacionan con la actual incertidumbre empresarial, las reducidas expectativas de consumo, el estancamiento salarial y la falta de dinamismo en el mercado laboral. Todos estos son factores que negativos, por ejemplo el tema de los sueldos es una preocupación transversal ya que al mantenerse los ingresos, y aumentar el costo de los productos, las personas deben restringir la compra de ciertos artículos.

También el problema se relaciona con el poder adquisitivo de la población la que, con mayores restricciones para acceder a créditos de consumo, ha ido perdiendo el interés también por obtenerlos. Y es que los bancos ciertamente han puesto más trabas a los clientes para acceder a créditos de consumo, lo que antes era cosa de llevar y llevar, ahora requiere de un trámite más extenso y de un estudio de la persona para analizar su capacidad de respuesta financiera.

Las nuevas restricciones a créditos de consumo han llevado a que el sector, por una parte, disminuya la cantidad de deudores, y por otra, aumente el monto de la deuda. Es decir que hay menos personas endeudadas pero éstas lo hacen por cifras superiores.

Diario Financiero destaca además que la caída de la inversión se ha complementado con una desaceleración del consumo privado, además la inflación generada por ciertos alimentos y combustible tampoco ha ayudado demasiado. A ello se suman un precio elevado del dólar lo cual ha influido directamente en el precio de algunos productos importados.

Si bien las cifras actuales no son nada alentadoras para la economía nacional, éstas aún no preocupan demasiado a las autoridades. Lo que si preocupa son las consecuencias que puede acarrear al mundo empresarial y a la inversión, los cambios planteados en la Reforma Tributaria, algo que se de seguro seguirá dando de qué hablar.

Tags: ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario